Inicio
Texto de botón
Texto de botón

Texto de botón

ordenanza
Texto de botón

Boletín de Noticias


Esta Web está subvencionada por el Ayuntamiento de Ponferrada

- Agility Pataplan

 
Inicio Quienes somos

Mapa del Web


LOS BOSQUES
DEL BIERZO

Volver

La comarca del Bierzo es una zona de transición en la que conviven de forma armónica bosques mediterráneos y atlánticos. Es frecuente que en un mismo valle existan robles, encinas, alcornoques, arces, castaños, cerezos, madroños, abedules, loros, brezales, tejos, hayas, etc.

Los mayores problemas que afligen a los bosques bercianos que aún sobreviven son sobre todo los incendios, la presión social, la contaminación y la pésima gestión ambiental de la Junta de Castilla y León.

La cultura del fuego asociada a las prácticas agrícolas y ganaderas (creación de pastos)  esta muy enraizada en nuestra cultura. Mas recientemente, el abandono del mundo rural con la pérdida de intereses ligados al bosque y las prácticas inadecuadas (quema de rastrojos, etc.), así como diferentes intereses económicos ligados al fuego, han agravado el problema.

En El Bierzo, zona minera e industrializada, existen dos grandes centrales termoeléctricas que emiten a la atmósfera ingentes cantidades de partículas contaminantes producto de la combustión del carbón y que sin duda debilitan la salud de nuestros bosques.

Uno de los principales problemas lo constituye la proliferación indiscriminada de pistas forestales que invaden espacios únicos y traen con ellas todos los males que los humanos somos capaces de provocar. Asimismo se realizan repoblaciones con especies foráneas y tratamientos silvícolas inadecuados. Recientemente en un bosque de cabecera, refugio de urogallos, se realizó por parte del Servicio de Medio Ambiente de La Junta de Castilla Y León una corta salvaje de acebos, una especie altamente sensible y protegida, de la que dependen numerosos habitantes del bosque para su supervivencia durante los largos inviernos.

El último capítulo de esta triste historia comienza con la tala de nuestros castaños centenarios para alimentar la codicia humana. Maderistas sin escrúpulos arrancan de raíz castaños de 300 ó 400 años de los que aprovechan solo una mínima parte, las raíces y protuberancias de las que obtendrán finas láminas para adornar salpicaderos de coches de lujo. Triste fin para estos seres, patriarcas del bosque, que han alimentado y protegido a hombres y bestias durante incontables generaciones. Las tala de estos árboles constituye un atentado a nuestras raíces, a nuestro patrimonio natural y cultural más emblemático ante la pasividad de la Administración.
 

© A Morteira 2012.
Resolución de pantalla recomendada 1024x768
Mapa del Web | Contacto | Añadir a favoritos

- Agility Pataplan